Follow by Email-desc:Subscribe for Free to get all our newest content directly into your inbox.

Ir al contenido principal

La Vida Secreta de Carlos Castaneda: Antropólogo, Brujo, Espía y Profeta.

La Vida Secreta de Carlos Castaneda: Antropólogo, Brujo, Espía y Profeta.
PARA MÁS INFORMACIÓN O COMPRAR EL LIBRO, PINCHA ARRIBA EN LA IMAGEN.

.


JOAN PLANA: LOS MILITARES TRAICIONARON A LOS UFOLOGOS QUE LES AYUDAMOS



Dos ufólogos españoles fueron el centro de la polémica durante los años previos a la desclasificación OVNI del Ejército del Aire español: Vicente Juan Ballester Olmos y Joan Plana Crivillén. Mientras numerosos investigadores los acusaban de haber colaborado con Defensa en manipular los informes oficiales para explicar racionalmente casos no explicables, ellos negaban todas las acusaciones. Ahora uno de ellos, Joan Plana Crivillen rompe su silencio y ha escogido El Ojo Crítico para hacerlo.


PARTE I: BIOGRAFIA PERSONAL Y UFOLOGICA

-Si tuvieses que presentar a Joan Plana a los más jóvenes investigadores, de los años 2000, que no conociesen su trabajo antes de 2006 ¿Cómo trazarías tu perfil personal, laboral y ufológico respectivamente?

-Como una persona normal que, además de su trabajo, ha dedicado más de 20 años al estudio serio y científico del enigma Ovni. Distinguiéndome por estar especializado en la investigación de casuística militar, aeronáutica, y las implicaciones oficiales en el fenómeno Ovni.

-Desde que, a los 12 años, el avistamiento de un OVNI por parte de un pariente te introduce en el mundo de los No Identificados ¿Cual fue tu evolución ufológica? ¿Hoy podrías explicar racionalmente aquella experiencia OVNI de tu familiar?

-Al inicio de mi interés por los Ovnis la opinión personal que tenía sobre su probable naturaleza, era la más habitual en esa época, es decir, la que apoyaba la hipótesis extraterrestre. En los años siguientes, debido a la experiencia adquirida durante mis investigaciones mi pensamiento evolucionó gradualmente hasta el escepticismo racional. Para mí los Ovnis existen, pero en el sentido estricto de sus siglas, no como seres u objetos extraterrestres. En cuanto a la experiencia Ovni de 1968 de un familiar, de momento no se ha podido explicar de forma racional.

-En 1982 entras a formar parte del CEI, convirtiéndote rápidamente en uno de sus miembros más activos. ¿Existe alguna diferencia, en cuanto a tu libertad de criterio, entre tus años como aficionado independiente, y tu periodo como miembro del CEI?

-No existió ninguna diferencia en cuanto a mi libertad de pensamiento respecto al tema Ovni entre una y otra época. La libertad de pensamiento en el CEI era total, lo que sí fue cambiando paulatinamente fue mi enfoque sobre la temática a lo largo de los años, debido las nuevas experiencias vividas y a las informaciones a las que tuve acceso.

-Hace casi un lustro declarabas en Papers d´OVNIs: “debo reconocer honestamente que no me interesa ni me preocupa en demasía el origen último del fenómeno OVNI”. ¿Puede alguien considerarse investigador del fenómeno OVNI y carecer de interés porque son dichos OVNIs? ¿No es un poco contradictorio?


-En el fenómeno Ovni no hay resultados tangibles que esclarezcan definitivamente el origen y naturaleza de la casuística aún inexplicada, lo que llamamos Ovnis auténticos. Hoy sabemos lo mismo que cuando se inició la ufología en 1947. Por tanto, en mis últimos tiempos dedicados al fenómeno me interesaba más la investigación de nueva casuística con implicaciones oficiales para hallar una posible explicación racional a los mismos, en caso que la tuvieran. Si los casos resultaban inexplicados, mi interés ya no era profundizar más sobre su posible origen.

-Pocos años después de tu ingreso en el CEI tu actividad ufológica comienza a especializarse, hasta llegar casi a exclusivizarse, en la investigación de casos OVNI de implicación militar… ¿Por qué?

-En realidad ya me interesaban los casos Ovni con vinculaciones militares, aeronáuticas o de carácter oficial antes de ingresar en el CEI. Luego mi interés específico dentro del campo ufológico se especializó en estas temáticas por varias razones: la primera, prácticamente nadie se dedicaba a ello en esa época; la segunda, los temas militares y oficiales siempre me han interesado, y conecté una cosa con la otra; y aún podría añadir una nueva razón que surgió posteriormente… que no estoy autorizado a revelar.

PARTE II: LA DESCLASIFICACION OVNI 
POR EL EJERCITO DEL AIRE ESPAÑOL

-Supongo que recordarás 1992 como un año importante en tu vida como ufólogo. Diez años después de ingresar en el CEI, y tras un trabajo muy continuado que realizas con Vicente Juan Ballester Olmos, entre otros, conseguir una envidiable y envidiada relación con el Ministerio de Defensa de España. Ese año se desclasifica oficialmente el archivo OVNI del Ejército del Aire español. ¿Como se gestó aquel momento?

-La desclasificación de la casuística Ovni en 1992 fue consecuencia de una intensa y callada labor iniciada en 1988 por Ballester y yo, que finalmente nos llevó a colaborar con el Mando Operativo Aéreo (MOA) y el Ejército del Aire, que confiaron en nosotros y nos aceptaron por nuestros conocimientos y experiencia en el campo ufológico, por nuestra seriedad, y por la inexistencia de afán sensacionalista o económico por nuestra parte. Nuestra colaboración fue de carácter informal, aportando informaciones y análisis, esencialmente les proporcionamos apoyo informativo. El proceso fue complejo y sería largo de explicar. Recomiendo a los interesados un completo y detallado trabajo que escribí al respecto: <>, Cuadernos de Ufología, nº28, 3ªépoca, Anuario 2002, pág 142-218 (Fundación Anomalía, Apartado de Correos 5041, 39080 Santander).

-Tanto Vicente Juan Ballester Olmos, como tú mismo, os habéis considerado en numerosas ocasiones, corrígeme si me equivoco, responsables de la desclasificación OVNI en España. Y a la desclasificación española en 1994 siguieron Suiza, después Gran Bretaña, etc. ¿Es correcto afirmar que la desclasificación OVNI en España inspiró la desclasificación de los archivos OVNI de otros países europeos? ¿Significa eso que vosotros sois los responsables de la desclasificación OVNI europea…?

-Sinceramente, sí me considero responsable junto con V.J.Ballester de inducir y promover la desclasificación Ovni de 1992. Nosotros hicimos todas las gestiones que finalmente concluyeron en el proceso de liberalización del archivo Ovni por el Ejército del Aire. Puede que la desclasificación española inspirara en algunos Gobiernos europeos actitudes más abiertas sobre la temática Ovni, pero eso no significa que seamos responsables de la desclasificación Ovni europea, principalmente porque tal desclasificación europea (de Suiza o el Reino Unido) jamás ha existido. A lo mejor se han liberado algunas informaciones oficiales de carácter puntual, pero con conocimiento de causa puedo afirmar la inexistencia de tales desclasificaciones oficiales.

-El pasado 16 de diciembre, como reseña EOC en Los Confidenciales de este mismo número, Vicente Juan Ballester Olmos reaparecía en el mundo paranormal, en una interesante entrevista que concedía al programa barcelonés “Misterios en las Ondas”, de Ramón Álvarez, y entre otras cosas, sugería que “los militares españoles mentían”… ¿Os habéis considerado en alguna ocasión “utilizados” por los militares durante el proceso de desclasificación?

-Durante el proceso de desclasificación, según mi opinión personal, creo que nunca fuimos utilizados por los militares, si acaso nosotros los utilizamos a ellos. Los militares responsables de la desclasificación del archivo Ovni poseían escasos conocimientos en materia ufológica (su destino en esa temática era temporal, y además a ellos casi no les interesaba el asunto Ovni), lo que en la práctica hacía que Ballester y yo fuéramos las personas más documentadas del proceso al tener acceso simultáneo a las informaciones civiles (archivos propios, del CEI, etc) y oficiales (militares del EA, etc).

-Ignoro si en estos años has reconsiderado tu opinión sobre el expediente del primero de enero de 1975 en la provincia de Burgos. En caso de que continúes considerándolo un caso inexplicado desde nuestro conocimiento científico ¿de verdad no te interesa cual es el origen o naturaleza de ese fenómeno? ¿O te atreves a realizar alguna conjetura sobre que ocurrió ese día?

-Por el momento creo que el caso sigue siendo inexplicado, y no tengo conjetura explicativa alguna sobre lo acontecido y su posible origen.

-¿Te has encontrado con algún otro caso OVNI, de implicación militar o no, que consideres no explicado?

-Existe una casuística considerable de avistamientos Ovni militares y civiles aún inexplicados, tanto en España como en el resto del mundo. En España, por ejemplo, el caso 4/11/1970 ruta aérea de Valladolid a Zaragoza, acaecido a dos cazas F-86 Sabre; o el caso 29/11/1985 en la zona de Barcelona, Sabadell y Terrassa; etc. Son casos que aún transcurridos más de 20 o 30 años nadie ha logrado explicar.

-Uno de los muchos casos sobre los que hemos polemizado es el del supuesto incidente del 20 de enero de 1991, en la fragata Extremadura. En su momento publicaste un interesante análisis del documento tras el que concluías que era un fraude. Posteriormente el Gabinete del Almirante Jefe del Estado Mayor de la Armada ratificó tu confusión, y más tarde, al parecer, el autor del fraude OVNI se puso en contacto contigo. Dejando al margen lo paradójico que podría parecer que se proteja a un autor confeso de fraudes ufológicos ¿cual es la versión del falsario sobre este asunto?

-Cierto, en su momento investigué la veracidad del presunto documento oficial de la fragata Extremadura en el que se notificaba una visión Ovni. Por diversos canales ‘semioficiales’ el avistamiento me fue desmentido con rotundidad. Luego el Estado Mayor de la Armada me confirmó la falsedad del documento, con razones detalladas. Una vez divulgué públicamente el fraude, un ‘miembro de la comunidad ufológica’ se puso en contacto conmigo y me confesó ser el autor del documento. Su objetivo: comprobar si un caso Ovni remitido anónimamente a un estudioso del tema era investigado exhaustivamente -en tal supuesto se descubriría el fraude-, o todo lo contrario -se divulgaría el caso como auténtico-. Resultó que el estudioso y sus colaboradores no investigaron en absoluto o lo hicieron rematadamente mal y declararon real y auténtico el caso, y lo siguen haciendo pese a todos los desmentidos…

-Jordán Peña, Ismael Rodríguez, etc, muchos autores de fraudes, una vez descubierto el engaño –no antes- argumentan precisamente que el objeto de su estafa era “poner a prueba” a los ufólogos. ¿Son ese tipo de estafas más licitas que cualquier otro engaño OVNI?

-Creo que ningún fraude es lícito en ufología.

-Inevitable mencionar el Caso Manises. Uno de los expedientes del MOA más controvertido. ¿Tu opinión?

-Mi opinión personal sobre el llamado ‘caso Manises’ de 1979, ha cambiado últimamente. A finales de los años 90 creía que diversas causas (llamas refinería de Escombreras, estrellas, etc) confluían en una explicación convencional al suceso. Actualmente, a la vista de ciertas informaciones a las que he tenido acceso, mi opinión es otra bien distinta. Y digo más, no es el único caso de relevancia entre los desclasificados cuya aparente identificación racional es errónea total o parcialmente. Existen varios casos más en esas mismas circunstancias.

-En tu opinión, cual es el incidente OVNI más difícilmente explicable entre los expedientes del Ejército del Aire Español.

-Entre los desclasificados, varios: el 24/11/1974 de Canarias, 2/1/1975 en el Polígono de Bardenas Reales, 14/7/1978 en Mazarrón; 6/2/1979 en el Mediterráneo, 13/3/1979 en el Mediterráneo, 11/11/1979 caso Manises, y otros. Ufológica-militarmente hablando durante el año 1979 en el Mediterráneo Occidental sucedieron muchas cosas, y hay quien ha realizado buenos informes al respecto.

-¿Y entre toda la casuística española no militar?

-21/3/1974 Valdehijaderos (Salamanca), 17/7/1975 Pedrosa del Rey (Valladolid), 16/7/1973 Zona de El Estartit (Girona), 31/10/1980 San Pelayo de Trevías (Asturias), y otros.

-¿Y entre toda la casuística OVNI internacional?

-19/9/1976 Shemiran/Teheran (Irán), 7/3/1977 Chaumont/Dijon (Francia), 21/10/1978 Bass Strait/King Island (Australia), 18/6/1979 Base de Sant Angelo-Treviso (Italia), 9/5/1980 Base Mariano Melgar (Perú), 19/5/1986 Estados de Sao Paulo y Rio de Janeiro (Brasil), 24/4/1990 Latina (Italia), 31/7/1995 San Carlos de Bariloche (Argentina), etc.

-Uno de los temas que apenas se ha abordado, y en nuestro caso es fundamental, es el archivo OVNI de la Guardia Civil. Tu iniciaste un proyecto ambicioso al respecto ¿Qué te encontraste? ¿Cómo resumirías el archivo OVNI de la Guardia Civil?

-En 1984 fui una de los primeros investigadores a los que la Dirección General de la Guardia Civil facilitó un listado de casos Ovni que tenían en su archivo. A partir de entonces, junto con V.J.Ballester, mantuvimos contacto habitual con el jefe del servicio de información del Cuerpo, logrando que nos facilitaran de forma regular copia de los avistamientos que les llegaban, e incluso investigaban casos que desconocían y de los que nosotros les facilitábamos los datos iniciales. En los años 90 en la revista de la Guardia Civil solicitamos a los agentes testigos de avistamientos que nos notificaran sus casos, pero obtuvimos menos de una decena de informes. El archivo Ovni de la Guardia Civil, compuesto por unas pocas decenas de casos, no posee una alta calidad, pero contiene algunos casos bastante interesantes.

-La IG-40-5 creo gran polémica en su momento. ¿Hasta qué punto sois Ballester Olmos o tu responsables de su existencia y actual redacción?

-La Instrucción General 40-5 es la normativa del Ejército del Aire que establece en detalle la metodología de investigación de los casos Ovni. Fue redactada por los militares responsables del tema Ovni del MOA basándose en los cuestionarios de la USAF americana y del CEI barcelonés, que nosotros les facilitamos.

-Sabemos que en algún caso reciente, como el de los humanoides de la Base Militar de Morón, se ha puesto en marcha nuevamente. ¿Te consta que se sigan redactando informes OVNI oficiales en España?

-Abandoné la ufología activa en 1998, por lo tanto oficialmente desconozco si se han producido nuevas investigaciones.

-Uno de los aspectos menos conocidos del gran público, y sin embargo más controvertidos en el seno de la comunidad ufológica, fueron las diferentes intervenciones parlamentarios originadas por incidentes OVNI desde el Caso Manises ¿puedes resumirnos tu opinión sobre esa dimensión política del fenómeno?

-Las escasas intervenciones de diputados y senadores preguntando al Gobierno de turno sobre el fenómeno Ovni o aspectos relacionados, siempre se produjeron por inducción o influencia de estudiosos del fenómeno, jamás por iniciativa de los propios políticos a los que la temática no les interesaba en absoluto. Cuando preguntaban, sólo era para erosionar al Gobierno. Por lo tanto, se puede decir que nunca ha existido dimensión política del fenómeno Ovni en el Parlamento.

-Sin duda la mayor polémica (ya que me pides que toque estas) de las que os rodearon, era vuestra situación de aparente privilegio con la cúpula militar española a la hora de referiros a los OVNIs de implicación militar. Hasta el extremo de que el algunos casos, algunos testigos llegasen a sentirse amenazados (me refiero a tu carta al Jefe de la Torre de Control de Labacolla, increpándolo para que colaborase con el CEI so riesgo de ser amonestado profesionalmente) de no colaborar con vosotros. ¿Teníais “carta blanca” de los militares para hacer lo que quisierais?

-A cierto nivel bastante elevado del Ejército del Aire sí teníamos una situación privilegiada en cuanto a la obtención de informaciones Ovni procedentes del archivo oficial, nada más. Por otro lado, nunca amenazamos a nadie para obtener información, sería contraproducente. Lo de Labacolla fue un malentendido que se aclaró con una simple conversación telefónica. Finalmente, no podíamos tener ‘carta blanca’ de los militares dado que no trabajábamos para ellos.

PARTE III: EL FENOMENO OVNI

-En 1997 la Fundación Anomalía recompensó tu trabajo “OVNIs fantasma: los que nunca existieron” con un accesit del Premio Ricardo Carruncho. ¿Qué porcentaje de casos OVNI recogidos en la bibliografía especializada, a tu juicio, jamás existieron como tales?

-Es difícil saberlo, pero en el “Catálogo de casuística Ovni en España con intervención oficial (avistamientos explicados)”, que contiene 314 casos sucedidos entre 1937 y 2001, y confeccionado por V.J.Ballester y yo mismo; de esos 314 casos, unos 55 están considerados como ‘fraude/falsa intervención oficial’. Es decir, que un buen porcentaje de casuística Ovni española con supuesta implicación oficial, resulta ser un fraude total o parcial realizado por los testigos e incluso por los ufólogos.

-Con más de 20 años de experiencia como observador del panorama ufológico ¿hay alguna diferencia entre la comunidad ufológica de los 80, los 90 y el siglo XXI?

-Desconozco como son los investigadores ufológicos de este inicio de siglo XXI, pero puedo decir que la mayor parte de los ufólogos de los años 90 eran unos jóvenes desinformados y sensacionalistas cuyo único objetivo era vivir de ello, y jamás aprendieron ni quisieron hacerlo de los investigadores veteranos que trabajaban con seriedad y honestamente desde los años 60. Para mí existe, pues, una diferencia abismal entre dos grupos de ufólogos, los anteriores y posteriores a 1990 aproximadamente.

-Hace unos años desapareciste del panorama ufológico nacional ¿Por qué?

-En 1998 abandoné la ufología activa por diversas razones: por un lado el cansancio ufológico de muchos años, que me hizo perder la ilusión y las ganas de seguir investigando; por otro, pienso que el estudio del fenómeno Ovni casi ha tocado fondo y que ni a medio ni a largo plazo se va encontrar la solución al mismo; asimismo, mis principales objetivos ufológicos (unos conocidos públicamente y otros no) se habían cumplido positívamente, como la consecución de la desclasificación oficial del asunto Ovni y la divulgación pública de los expedientes, etc. Otra causa, aunque de menor nivel, fue la conflictividad y enfrentamiento continuos entre las distintas ramas de la comunidad ufológica hispana, estaba harto de todo ello.

-Sin duda posees uno de los mejores archivos técnicos sobre OVNIs y militares del país. ¿Cuál será el destino de toda esa información?.

-Al retirarme, me desprendí de casi toda mi biblioteca especializada y de buena parte de mi archivo. Pero conservo la totalidad de la documentación oficial española de carácter militar obtenida hasta el 2000, especialmente todos los expedientes Ovni desclasificados, así como toda la documentación interna sobre Ovnis del Ejército del Aire –un millar de páginas, absolutamente inéditas y desconocidas al no estar desclasificadas-, y la documentación ‘personal interna’(cientos de páginas inéditas) referente a cómo se gestionó día a día todo el proceso de desclasificación, etc. Se trata de informaciones de un enorme valor histórico para los investigadores ufológicos, de las que estoy dispuesto a desprenderme, totalmente o facilitando copia, si recibo alguna oferta interesante al respecto.

Test OVNI a Joan Plana

Respóndenos lo primero que te sugiera:

-Extraterrestres: Ojalá existieran.

-El ufologo perfecto: No existe.

-Contactados: Unos iluminados.

-Abducidos: Otros iluminados.

-Roswell: Un negocio.

-Triangulo de las Bermudas: Un lugar como otro.

-Antonio Ribera: Una gran persona. (q.e.p.d)

-J.J. Benitez: Un novelista 

-V.J. Ballester Olmos: Un amigo.

-Enrique de Vicente: Enciclopedia paracientífica.

-A. Bastida: Un excelente profesional de aviación.

-E. Rocamora: Otro profesional 

-UMMO: Un fraude.

-Manises: Un enigma.





Comentarios

.

.