Follow by Email-desc:Subscribe for Free to get all our newest content directly into your inbox.

Ir al contenido principal

La Vida Secreta de Carlos Castaneda: Antropólogo, Brujo, Espía y Profeta.

La Vida Secreta de Carlos Castaneda: Antropólogo, Brujo, Espía y Profeta.
PARA MÁS INFORMACIÓN O COMPRAR EL LIBRO, PINCHA ARRIBA EN LA IMAGEN.

.


TÉCNICAS DE ARQUEOLOGÍA PSÍQUICA


Carlos Mariano Delgado es un formador sobre técnicas de dinámica mental, y un incorregible coleccionista de piedras. Según afirma “las piedras nos hablan, lo que ocurre es que no las escuchamos”.

En 1993 Carlos Delgado se prestó a un insólito experimento en el transcurso de un capítulo de la serie Mundo Misterioso, grabado en los platos de la Televisión de Galicia, y dedicado precisamente a la “Arqueología Psíquica”. Ante la atenta mirada de Felipen Senén, Arqueólogo y Director del Museo Arqueológico de La Coruña; Pablo Novoa, investigador en Arqueología y especialista en arte rupestre; y Andreas Faber Kaiser, conocido investigador que participaba en esta su última intervención televisiva antes de fallecer, Carlos Delgado debía demostrar sus facultades.


Los tres investigadores citados entregaron a Carlos sendas piedras que cada uno de ellos había traído de alguna parte del mundo durante sus estudios sobre el pasado y Carlos debería obtener información de alguna de ellas. Y lo hizo. Según asegura, “al tomar una piedra en las manos, dejo la mente en blanco y comienzo a recibir imágenes del lugar donde ha vivido esa piedra, y me limito a repetir lo que veo…”.

Por insólito que parezca el sistema son muchos, muchísimos los sensitivos que utilizan esta técnica. Como muestra paradigmática podemos citar el caso del conocido paragnosta Uri Geller. Geller llegó a participar en una insólita prospección arqueológica en el Triangulo de las Bermudas, con objeto de “sentir” bajo el agua restos psíquicos de la legendaria Atlántida (?).

Sin embargo la psicometría no es la única capacidad parapsicológica utilizada con fines arqueológicos. Sin duda otra de las más habituales técnicas de “arqueología psíquica” es la radiestesia, y en España encontramos uno de los mejores ejemplos.

Vera Kalas Vondra nació en Checoslovaquia hacia 1917, aunque estableció su residencia en España hace ya muchos años, a finales de los sesenta. Y hasta su casa, en la plaza Xuquer de Valencia, nos desplazamos para conocer en persona a una de las pocas “arqueólogas psíquicas” que operan en España.


Nos franquea el paso su hijo Ladislao Oprovil. En un rincón, sentado en silencio, nos observa otro hombre que no nos responde al saludo, ni pronuncia palabra alguna durante toda la entrevista…

“Poco antes de 1980 -explica Vera Kala- comencé a vivir unos extraños fenómenos… una noche percibí unas sombras alargadas, no trasparentes, que pasaban a través del muro y me hablaban y, con varias voces, me comunicaban secretos históricos…”.

Según afirma la sensitiva checa, “El diluvio universal se debió a un planeta desconocido que chocó con un meteorito, cuyos pedazos pasaron tan cerca de la tierra que el eje de ésta cambió en cuarenta y cinco grados”. Esta y otras informaciones le son reveladas a través de esas extrañas voces.

Vera Kalas dedica parte de su tiempo, además, a la confección de complejos dibujos de trazados geométricos. Una especie de “mándalas” psicográficos que sus manos realizan sobre el papel “guiadas por una fuerza desconocida”. Según afirma la radiestesista checoslovaca “estos dibujos revelan grandes secretos de la física nuclear, y grandes claves históricas, como unos mapas del Triángulo de las Bermudas”.

Sin embargo en los últimos años Vera a centrado sus trabájos psíquicos en el campo de la arqueología, aunque ha debido soportar el desprecio y las burlas de la comunidad científica: “Cuando empezaron las excavaciones en San Vicente de la Roqueta, yo fui para ayudarles. No quería dinero y me costó mucho trabajo que me dejasen entrar. Yo les indiqué el lugar de la basílica y la situación de una casa particular. Esas construcciones se encontraron, pero se han guardado muy bien de decir que fui yo quien se lo dijo.” Y prosigue: “A las excavaciones de la plaza de Almoina me acerqué de forma ingenua, con ganas de ayudar, pero las chicas de 18 años que hacían prácticas allí se reían de mi y me trataban como si fuese una bruja”.

El sistema utilizado por la sensitiva es muy sencillo. Vera se sienta ante un mapa de la zona a explorar y coloca sobre él un péndulo radiestésico, “cada vuelta del péndulo simboliza tres metros de profundidad”. De esta manera afirma haber localizado numerosos emplazamientos arqueológicos: “Muy cerca de la costa valenciana permanece hundido un barco del siglo III”; “Tengo localizados otros cinco barcos hundidos en la costa de Vigo, con tesoros traídos de América, y ya hay arqueólogos trabajando el ello”

Además de restos arqueológicos pétreos, Vera asegura tener localizados tesoros, no solo culturales: “Cuando los Reyes Católicos expulsaron a los moros y judíos de España, estos se marcharon tras enterrar sus pertenencias y riquezas, en cuevas. Grandes tesoros en cofres llenos de oro que sus propietarios nunca regresaron para recuperar”. En este sentido Vera Kalas ha tenido la audacia de localizar el supuesto emplazamientos de alguno de esos hipotéticos tesoros: “En la localidad del Chelva hay una cueva e la que a 16 metros de profundidad existe un gran arcón con 2.500 monedas.”

A pesar del desinterés de los arqueólogos valencianos, Vera afirma tener localizados importantes descubrimientos: “Valencia está sembrada de restos arqueológicos. Bajo la Alameda se esconden enterradas una termas romanas, y bajo el Palacio Real y el Museo de Bellas Artes, Pio XII, permanecen sendos circos romanos”.

Mas aún, la radiestesista checa asegura: “Puedo afirmar que tengo localizado Tartessos y el antiguo puerto romano de Sucronium”

Sin embargo, y a pesar de lo audaces de sus afirmaciones, algunas autoridades han tenido la osadía de atender a las presuntas facultades de la “arqueólogo psiquica”. Vera llegó a entablar conversaciones con el alcalde del municipio de Siete Aguas, D. Guillermo Zahonero, para buscar minerales preciosos en la mina del barranco de Malén.

Lo más increíble del caso es que Vera Kalas afirma colaborar con el Instituto de Parapsicología de Praga, y el Instituto Arqueológico Alemán utilizando sus presuntas capacidades extrasensoriales en la búsqueda de restos arqueológicos. Y nuestro escepticismo al respecto se mantuvo impecable hasta que nos mostró una serie de documentos y cartas de ambos organismos académicos, en los que se ratificaba esta relación. El alguno de esos documentos científicos, como el Dr. Armín U.Stylow no sólo ponen a prueba la supuestas capacidades de la “arqueóloga psíquica” -lo que ya bastaría para merecer las burlas de muchos académicos intransigentemente conservadores- sino que incluso aseguran que las predicciones de la misma son acertadas: “…su localización de los Faros I y III queda tan cerca de la realidad que estoy asombrado…”.

Por cierto, cuando nos despedíamos de Vera el sombrío personaje que había permanecido callado en el rincón se identifico, era oficial del Cuerpo Superior de Policía, y nos aseguró que, antes de que se encontrasen los cadáveres de tres niñas desaparecidas en un pueblo valenciano, tristemente famoso en todo el mundo, Vera le había descrito el lugar en cuestión donde encontrarían los cadáveres, “pero en aquel momento yo no la creí…”. 


Comentarios

.

.