Follow by Email-desc:Subscribe for Free to get all our newest content directly into your inbox.

Ir al contenido principal

La Vida Secreta de Carlos Castaneda: Antropólogo, Brujo, Espía y Profeta.

La Vida Secreta de Carlos Castaneda: Antropólogo, Brujo, Espía y Profeta.
PARA MÁS INFORMACIÓN O COMPRAR EL LIBRO, PINCHA ARRIBA EN LA IMAGEN.

.


LUCRARSE CON UN NEGOCIO LLAMADO: MESIAS


Lejos de existir una versión homogénea de lo que será, o fue, la Segunda Venida de Cristo, el cristianismo tiene tanta interpretaciones de esa profecía bíblica, como sectas, cultos y religiones que se autodenominan cristianos. Católicos, adventistas, evangélicos, Testigos de Jehová, Iglesia Ortodoxa, cuáqueros, mormones, pentecostales, anglicanos, y un larguísimo etc., ofrecen a sus respectivos seguidores, interpretaciones muy dispares de lo que será el retorno del Mesías. 

En el seno de la mestiza comunidad inmigrante que poblaba los Estados Unidos de mediados del siglo XIX, frustrados por la miseria y la marginación, surgió un visionario llamado Guillermo Miller, quien interpretando el libro de Daniel profetizó el retorno de Cristo y el Fin del Mundo para el año 1843. Al llegar esa fecha y no ocurrir nada, Millar trasladó el Apocalipsis para el 21 de marzo de 1844. Cristo tampoco acudió a la cita, así que volvió a emplazar la profecía para el 18 de abril de 1844 y después para el 22 de octubre de 1844. Pese a los continuos fracasos proféticos, la iglesia Adventista del Séptimo Día, originada en aquella comunidad emigrante de Millar, continúa esperando el fin de los tiempos. Una de las últimas citas con la segunda venida, protagonizada por devotos de este culto, fue el pequeño Apocalipsis que David Koresh, fundador de una secta; los davidianos, escindida de los adventistas, protagonizó en Wacco en 1993.



Algo muy similar ocurre con los Testigos de Jehová, que llevan anunciando un inminente Apocalipsis y el retorno de Jesús desde 1914. Una y otra vez las fechas de la profecía eran evidenciadas como falsas, pero eso solo servía para que tan solo las mentes más criticas y razonables abandonasen el culto, desencantados por las falsas profecías. Aun así, la radical interpretación del Apocalipsis que ya esta a las puertas, el retorno de Cristo que esta ya a puntito de llegar, y los 144.000 elegidos que serán los únicos salvados de ese fin del mundo, sigue siendo el principal reclamo de los Testigos de Jehová.

En América Latina este fenómeno se ha disparado de forma incontenible en los últimos años del siglo XX. La crisis de fe que diezma las filas del catolicismo latinoamericano ha sido aprovechada por numerosos grupos evangélicos para reclutar a todos esos cristianos desencantados con el catolicismo. Hasta el punto que muchos de esos pastores protestantes, como José Luís de Jesús Miranda, William Soto Santiago o Luís Antonio Soto Romero no tienen pudor en presentarse como la encarnación de Jesús en su Segunda Venida, para anunciar un inminente Apocalípsis en estos tiempos. Y todos y cada uno de ellos cuentan con cientos de miles de seguidores.


Lo mismo se podría aplicar a grupos pentecostales, mormones, sectas evangélicas, cenáculos marianos, y hasta extremistas ortodoxos… Prácticamente todos los pastores protestantes, videntes marianos, y visionarios apocalípticos de una u otra forma de cristianismo, han interpretado el cambio de siglo, la primera o la segunda guerra mundial, la crisis de los misiles de Cuba, el deterioro de la capa de ozono, la guerra del golfo, el cambio climático, la peste negra en la Europa medieval, la bomba atómica, o el 11-S, entre otros acontecimientos históricos, como la ultima trompeta del inminente fin del mundo y la Segunda Venida. Pero, hasta ahora, todos se equivocaron.




Comentarios

.

.