Follow by Email-desc:Subscribe for Free to get all our newest content directly into your inbox.

Ir al contenido principal

 LIBROS DE MANUEL CARBALLAL EN AMAZON


.


LA ROSA DE LOS VIENTOS: MANUEL CARBALLAL PRESENTA ENCUENTROS CERCANOS DEL TIPO 4 (Parte I)


ENCUENTROS CERCANOS DEL TIPO 4. CUADERNO DE CAMPO Nº 6.
Abducción: El factor investigador

-. Bruno Cardeñosa: Abducciones, secuestrados por OVNIs, encuentros en la 4ª fase, del tipo 4. El Círculo Secreto con Manuel Carballal. Manuel muy buenas. ¿Qué tal? 

-. Manuel Carballal: Hola muy buenas noches. 

-. Silvia Casasola: Muy buenas noches, Manuel. 

-. B.C: Nos situamos. Es encuentros en el 4º tipo, pero bueno, las abducciones digamos que son esa parte de la ufología, de los casos OVNI, a los cuales algunos no se quieren acercar porque son entre comillas “demasiado peligrosos”. 

-. M. C: Incómodos... 

-. B. C: Incómodos para las creencias, claro... 

-. M. C: Sí, porque en la evolución de la Ufología todo iba muy bien hasta 1.961 que entra el tema este de las abducciones como un elefante en una cacharrería, con el caso de Barney y Betty Hill. Durante los primeros 15-20 años de la Historia de la Ufología se intentaba convertir esta disciplina en ciencia. Joseph Allen Hynek, que ahora se ha convertido en un tío muy conocido a raíz de la serie de televisión “Proyecto Libro Azul”, basada de una forma muy libre de sus aventuras, definió los avistamientos como: Encuentros lejanos; de luces, de fenómenos en el cielo a más de 150 metros de distancia del observador, y luego los encuentros cercanos del tipo 1, del tipo 2, del tipo 3... que es lo que en España se tituló erróneamente “Encuentros en la Tercera Fase”. Como la película de Steeven Spielberg, que precisamente Hynek asesoró. Y después estarían los “Encuentros Cercanos del Tipo 4”, que serían aquellos en los que el observador no solo reporta haber visto un objeto sólido que ha podido, o no, dejar evidencias del aterrizaje, no solo afirma haber visto a los tripulantes de ese objeto, sino que afirma haber penetrado en el interior de este objeto. Eso serían los “Encuentros Cercanos de Tipo 4”. 

-. B. C: Que son los protagonistas de un trabajo que acabas de sacar, que acabas de publicar. Estos trabajos forman parte de tus investigaciones, de tu trabajo, de tus “Cuadernos de Campo”. Acaba de aparecer un nuevo “Cuaderno de Campo” en donde muestras ese tipo de episodios, de una investigación de 30, 40 años, en la que tú has estado detrás de este tipo de sucesos. 

-. M. C: Sí. Encuentros Cercanos del Tipo 4, que es como se llama es el 6º de mis Cuadernos de Campo, ahora centrado sobre este fenómeno que yo me encontré de forma totalmente inesperada en 1.986. fijaros si llovió ya desde entonces… En 1.986 haciendo una hipnosis regresiva a un testigo de un avistamiento, surgió que aquel avistamiento había ido más allá, con tan mala suerte para el testigo, para el pobre chaval, que era un aprendiz, un ayudante de electricista, que el caso se nos fue de las manos. Se publicó en 1987 en la revista “Diez Minutos”. Y ahora, rebuscando en mis archivos, me encontré con este primer documento, un reportaje a doble página en “Diez Minutos”, en el que salgo con un tupé horripilante, una americana de estas con hombreras muy ochentera, que a mi madre le enorgulleció mucho eso de que su niño saliera en “Diez Minutos”, pero a raíz de esta publicación…

-. B. C: Sí, y no me digas que también con una corbata de esas finas, negras… 

-. M. C: Claro, también, la que tenía para parecer mayor, ya sabes que nosotros en esos tiempos queríamos parecer mayores… Lo malo fue que al salir en “Diez Minutos” nos llamó Encarna Sánchez, la famosa Encarna Sánchez… 

-. B. C: Ah! ¿Si? 

-. M.C: Si, si, vamos, a mi me entrevistó una vez Encarna Sánchez, precisamente a raíz de este caso. Nos llamó al testigo y a mí y claro, cuando sales en “Diez Minutos” y sales con Encarna Sánchez, que en aquellos momentos era la reina de la radio, aquello era imparable y él terminó perdiendo su trabajo, porque su jefe le dijo que un tío que decía que lo secuestraban los marcianos, pues que tenía que estar mal de la cabeza. Y eso es una de las cosas que intento subrayar en este trabajo: la diferencia que hay en como vive la experiencia de la abducción el testigo, que es sobre quien recae la carga de la prueba, y el investigador, que en muchas ocasiones condiciona de una forma enorme el planteamiento de esa experiencia. Pero el que se lleva la peor parte siempre es el testigo. 

-. B. C: Claro, porque una cosa es decir que has visto un OVNI, que ya es un estigma, y otra mucho mas grave (grave entre comillas) por supuesto, pero que puede provocar muchos más comentarios, es decir: “Yo he visto un OVNI y me ha secuestrado”. 

-. M. C: Claro, yo recuerdo que a raíz de este primer caso acudí a un psiquiatra de El Ferrol, en la provincia de La Coruña, para ver si podía asesorarnos, porque éramos muy jóvenes. Éramos muy novatos, no teníamos mucha idea y para preguntarle como podíamos afrontar este tipo de testimonios de personas que aseguraban haber sido secuestrados por extraterrestres. Y el tío no lo dudó ni dos segundos, dijo: psicóticos… Porque alguien que dice que ha vivido algo que no existe, claro, tiene que ser un psicótico. Entonces desde ese año 86 hasta 1992 en que el Dr. Jiménez del Oso (de hecho, en este Cuaderno de Campo rescato algunos de esos casos), han pasado muchas cosas. Imagínate que alguien de provincias como yo, de La Coruña, que te llamase Jiménez del Oso desde Madrid para pedirte que tu investigases un caso de abducción… claro, yo no tenía coche entonces, y cogía un autobús o el primer tren y me iba a cualquier punto de España para hacer la investigación lo mejor que pudiese. Además hay muchas anécdotas, rescato un montón… 

-. S. C: Además Manuel, con las abducciones es cuando empezaste a hacerte conocido.

-. M. C: Es que empecé muy pronto y en el año 1992 Fernando me pidió que escribiese, que recogiese todas esas primeras investigaciones en un librito, que se llamó “Secuestrados por los OVNIs” y ya en ese libro, te hablo de 1992, ya hacía un estudio de 100 casos de abducción. 

-. S. C: A mí lo que me gustaría saber, que es muy importante, porque imagínate de 100 casos, seguro que tendrás algunos que te marcarían y que no sé si se han quedado sin explicación. Si hay alguno al que tu todavía estás dando vueltas… pero lo que me gustaría saber es si cuando empezó a generarse tanto testimonio de abducción aquí en España, por ejemplo ¿ya se tenía algún tipo de conocimiento de casos en otros lugares y a lo mejor un poco relacionado, la gente empezó a tener esas vivencias o surgió todo de repente, mas o menos con una diferencia de poco tiempo en diferentes lugares del mundo? ¿Cómo fue? ¿Cómo se conocen los primeros de abducción o cada cosa era un poco diferente? No sé, más o menos para que nos sitúes de como empezó esto y de como se conocieron los casos en España. Y si les llegó información desde otros lugares o empezó aquí antes. 

-. M. C: No, el colonialismo cultural se expresa en todos los aspectos de la cultura y en esto de los OVNIs, en España oficialmente siempre hemos ido un poco al rebufo de los Estados Unidos. Pero no solo en España, en toda Europa y en el resto del mundo. Oficialmente el fenómeno abducción surge a principios de los 60 con este primer caso de Barney y Betty Hill, que se hace muy mediático. Se han hecho películas, series de televisión… y a partir de entonces personas que habían tenido, incluso antes, una experiencia similar, digamos que ya le pusieron nombre. Hasta ese momento se sentían bichos raros, se creían que eran los únicos a los que le había sucedido esto y a partir de ese año 61 ya se empieza a hablar de abducciones. Hay un caso, un precedente anterior, el caso Vilas-Boas, en el año 57 en Brasil. Pero la historia de las abducciones oficialmente comienza en el 61. Y ¿Qué ocurre? Que entonces -y este es uno (para mi) de los grandes descubrimientos que yo he hecho a la hora de recuperar todo este material, de meterme en el archivo y volver a analizar todos esos casos- me di cuenta de que cuando comienza este fenómeno social de las abducciones en los Estados Unidos y luego en el resto del mundo, aquí en España los casos comienzan a aparecer a partir de los años 70. Es cuando se empieza a hablar de casos españoles, de los grandes clásicos, pues me doy cuenta de que los escépticos presentan, un grupo de investigadores franceses, presentan lo que llaman la “Hipótesis psicosocial”. Es decir, para ellos, al analizar testimonios de abducidos y darse cuenta de que en la literatura, el cómic y el cine de ciencia ficción de los años 30, 40 o 50 en Estados Unidos, aparecen elementos muy parecidos a los que describen los abducidos, dijeron: ¡pues ya está! ¡solucionado! Esto es simplemente un tema de contagio cultural y punto. 

-. B. C: ¿Pero eso explica los casos de abducción? 

-. M. C: ¡Y un huevo! No explica nada de nada, porque además es un error. O sea, yo entiendo que es muy cómodo para lo políticamente correcto la “Hipótesis psicosocial”, pero yo siempre digo que esto de atribuir las abducciones a que antes en el cine y en la literatura ya se hablaba de secuestros por extraterrestres, es como decir que el hombre no fue a la Luna porque un siglo antes Julio Verne escribió “De la Tierra a la Luna”. Y ahí ya aparece todo lo del viaje a la Luna con un montón de coincidencias, ¿no? Es absurdo. U otro argumento que utilizan mucho es que después de una serie famosa o de una película famosa de abducciones aparecen muchos casos… Bueno, aquí en España, ahora mismo, en Antena 3 series, están emitiendo la serie “Policías”, que además yo la conozco, a mi me contrataron para asesorar varios capítulos de esa serie en su día. Y cuando apareció la serie “Policías” hubo un montón de vocaciones de policías, que se metieron a la academia. O lo mismo sucedió con la serie “Periodistas”, que cuando se emitió hubo otro montón de vocaciones. Eso ¿Qué significa? ¿Que los policías o los periodistas no existen? 

-. B. C: Claro… 

-. M. C: Lo más importante, es que el error yo creo que está en aquello que Noam Chomsky llamaba la “contención del debate”. Con esto de las abducciones se ha limitado el marco del debate en dos posibilidades: O las abducciones son secuestros extraterrestres o son fraudes. Pues no. El gran problema que hemos tenido durante estos 60 años del fenómeno abducción es sentirnos coartados por el filtro del fenómeno OVNI, porque mucho antes de que existiese la literatura o el cómic, o el cine de ciencia ficción en todas las tradiciones del mundo, en todas las culturas, existe lo que los antropólogos llaman “El mito del rapto”. Que es la descripción y os doy mi palabra de es escalofriante, que relata con pelos y señales, exactamente los mismos personajes, las mismas circunstancias, incluso los mismos lugares que describen los abducidos. Aparecen descritos e incluso plasmados, por ejemplo en figuras rupestres australianas de hace 17.000 años. Por lo tanto mucho antes de que existiera la literatura o el cine de ciencia ficción, millones de personas en todo el planeta, que pertenecían a distintas culturas, describían algo exactamente igual a lo que están describiendo lo abducidos dentro del contexto ufológico desde mediados del siglo XX. 


  ¡YA A LA VENTA!

Compra segura por PAYPAL:

PRECIO PARA ESPAÑA, GASTOS DE ENVÍO INCLUÍDOS 21,49 €
O HAZ TU PEDIDO A: secretshopxxi@gmail.com





PRECIO PARA ENVÍOS INTERNACIONALES, GASTOS DE ENVÍO INCLUÍDOS 34,99 €
O HAZ TU PEDIDO A: secretshopxxi@gmail.com





Si prefieres comprar por medio de transferencia bancaria,
 envía un email con tu pedido a:
secretshopxxi@gmail.com


También a la venta en:

Inflação no país parece sentir o 'efeito Amazon'. -


El volumen de tiendas millonarias de eBay en Europa crece un 50% en tres  años


Cuáles sitios puedes vender tus ítems usados? España, Argentina y México |  Organizarte Magazine




Comentarios

.

.

La Vida Secreta de Carlos Castaneda: Antropólogo, Brujo, Espía y Profeta.

La Vida Secreta de Carlos Castaneda: Antropólogo, Brujo, Espía y Profeta.
PARA MÁS INFORMACIÓN O COMPRAR EL LIBRO, PINCHA ARRIBA EN LA IMAGEN.

.

.